Viernes, 15 de julio de 2005

CARADURAS

Es un art?culo sobre pol?tica en el peri?dico Granada Digital, pero nombran a Rosa..

Imagen




SACANDO PUNTA
?Caraduras?
Opinion- 15/7/2005

El t?tulo de la canci?n de nuestra querida Rosa, de Armilla, de Granada, de Espa?a, podr?a sustituir a la sinton?a que acompa?a a los de la gaviota y convertirse en banda sonora de las comparecencias p?blicas del Partido Popular.

No deben haber encontrado mejor f?rmula para huir de las demandas de modificaci?n de la estrategia pol?tica de la derecha, (marcada por Aznar y sus fieles), iniciadas la semana pasada por el ex ministro Piqu?, que lanzarse a manifestaciones y propuestas absolutamente contradictorias con lo dicho y hecho hasta anteayer.

Un ejemplo palpable lo encontramos en los dirigentes populares granadinos que han criticado la escasa investigaci?n en c?lulas madre que se va a desarrollar en Granada, intentando minimizar o ningunear la importancia de la ubicaci?n del Banco Nacional de L?neas Celulares en Granada y la trascendencia de las diferentes l?neas de investigaci?n que se est?n desarrollando ya en nuestros centros universitarios.

Hay que tener bastante arrojo para hacer estas declaraciones p?blicas sin sonrojo cuando la ciudadan?a tiene tan fresco y reciente que el Partido Popular se opuso a esta investigaci?n, llegando incluso hasta la situaci?n de llevar a la Junta de Andaluc?a al Tribunal Constitucional por impulsar estas investigaciones.

Como en otros temas, aqu? el PP us? una doble moral porque luego supimos que no iba contra sus principios que esa investigaci?n pudiera desarrollarse en otras comunidades aut?nomas, como la Comunidad Valenciana, convirti?ndose en uno m?s de los enga?os del gobierno de Aznar, de los agravios que sufri? Andaluc?a y de los castigos a los que el PP nos infringi? a los andaluces por no comulgar con ruedas de molino.

Ahora, con tal de fomentar el antisevillanismo (no es una cuesti?n exclusiva de la famosa malafoll? granadina, tambi?n tienen este discurso en Ja?n, en M?laga o en Almer?a por poner algunos ejemplos), alimentan los sentimientos localistas de la carcundia y el quej?o est?ril y son capaces de cualquier cosa, incluso la de alentar y apoyar grupos que intentan dinamitar la cohesi?n y la vertebraci?n territorial de Andaluc?a.

No es nuevo. Arenas y compa??a nunca han cre?do ni han querido a Andaluc?a. No han confiado ni apostado por sus potencialidades y no quieren reconocer que nuestra Tierra ha cambiado mucho en los ?ltimos a?os y eso ha sido en gran parte propiciado y conducido desde la autonom?a pol?tica y gracias a la fuerza de nuestro autogobierno. Cuando comprender?n que el futuro de Andaluc?a no depende de la competencia, pelea o disputa sino de la cooperaci?n, solidaridad y especializaci?n de sus ciudades. Y Granada tiene que estar en esta construcci?n de un sistema de ciudades andaluzas, sabiendo qu? quiere, qu? puede y c?mo debe hacerlo. Y el ayuntamiento de Granada y los dirigentes populares est?n en el nacionalprovincialismo instalados y son miopes ante esta realidad.

En esta estrategia llegan a contradicciones como las de oponerse en un Distrito sevillano a un Festival de Magia y a apoyar en Granada, con dinero p?blico y en un equipamiento municipal, un espect?culo que result? m?s porno que er?tico.

A otro nivel encontramos el caso del expresidente del gobierno que despu?s de haber reducido a menos de la mitad la colaboraci?n con el pueblo saharaui ahora reclama a Zapatero que solucione inmediatamente lo que no fueron capaces de abordar en ocho a?os los gobiernos que ?l presidi?. Podr?a dirigir sus esfuerzos a que Estados Unidos deje de bloquear y torpedear junto al gobierno de Marruecos la soluci?n a este conflicto.

El caso es que la dureza del rostro se est? convirtiendo en una cualidad muy estimada en los dirigentes del Partido Popular que han iniciado un peligroso camino hacia su escoramiento ideol?gico y hacia unas maneras de hacer pol?tica que distan mucho del Centro que otrora preconizaban.
Publicado por martarous @ 16:10 | 0 Comentarios | Enviar

Comentarios